Por qué hacer ejercicios mejora la productividad laboral3 min read

Comparte salud

Todos sabemos que hacer ejercicios es bueno porque nos mantiene saludables. Sin embargo, existen otros beneficios de la actividad física como el incremento de la productividad. En este post quiero contarte cómo influye la práctica constante del ejercicio en que te conviertas en una persona más productiva.

Primero es importante definir el concepto del que estamos hablando. La productividad se define como la capacidad de producción de una unidad de trabajo entre el tiempo invertido en el mismo. Es decir, somos más productivos cuándo logramos completar una tarea en menor tiempo.

Cómo hacer ejercicios influye en la productividad laboral

¿Qué es lo que hace que completemos una tarea en menos tiempo? Pues bien, veamos algunos elementos a tener en cuenta con respecto a cómo hacer ejercicios mejora nuestra productividad.

Hacer ejercicios para ser más feliz

Sabemos que el ejercicio hace que produzcamos un mayor número de hormonas que generan felicidad (endorfinas) y reducen las que producen estrés (serotonina y cortisol). Entonces, al hacer ejercicios estamos haciéndonos literalmente personas más felices y estables emocionalmente. Pero además existen beneficios a largo plazo como mejor y mayor descanso, mayor capacidad de organización e incremento de la energía.  

Estos cambios se ven de forma casi inmediata cuando se empieza a practicar ejercicio e impactan en la actitud con la que enfrentamos y resolvemos los problemas diarios, incluyendo los laborales.

De acuerdo a un estudio realizado en Italia a 42 estudiantes universitarios que se dedicaban a la programación, si estos eran más felices o tenían un estado emocional más estable, lograban solucionar problemas de forma más eficiente y también eran más creativos.

Aunque este estudio se centra en programadores podemos encontrar ya la prueba de que existe una relación entre nuestra productividad y cómo nos encontramos física y psicológicamente. 

Hacer ejercicios para lograr estabilidad emocional

El deporte reduce hasta en un 40% la posibilidad de sufrir de depresión, además tiene también la capacidad de reducir los síntomas de la misma. 

Diversos estudios recopilados por Márquez (1995) en su artículo: Los beneficios psicológicos de la actividad física, aseguran que el ejercicio es capaz de potenciar la estabilidad emocional, reducir el estrés y reforzar un autoconcepto positivo. Además, también:

  • Disminuye el absentismo laboral
  • La realización de actividad física puede distraer de estímulos causantes de ansiedad 
  • Incrementa la energía disponible y efectividad 
  • Sensaciones de logro y sentimientos de autocontrol

Asimismo, se ha comprobado también que hacer ejercicios mejora nuestra autoestima ya que facilitan y fomentan estados emocionales positivos.

Hacer ejercicios es una forma de conectar con nuestro cuerpo. Nos obliga a salir de nuestra mente y prestar atención al cuerpo, elevando nuestra consciencia sobre nosotros mismos.

La multitarea no es buena idea

Según un estudio publicado en el journal of experimental psychology: human perception and performance, se producen pequeños bloqueos en nuestro cerebro cuando pasamos de una actividad a otra que pueden costarnos hasta un 40% de nuestra productividad.

Es importante recalcar que cuando hablamos de que nos va a costar casi el doble del tiempo, también quiere decir que será el doble de esfuerzo. Finalmente, esto nos dejará más cansados y predispuestos al error.

Constancia y adherencia al hacer ejercicios

Es importante recalcar que, para ver todos estos beneficios del deporte, debemos practicarlo de forma constante. Ser constantes suena como la parte difícil del proceso, pero no tiene por qué ser así.

Aunque crear un hábito puede no ser sencillo, si logramos encontrar una actividad que disfrutemos, se adecue a nuestro estilo de vida y nivel, no será más sencillo mantener la constancia y así convertirla en una rutina.

Conclusiones

Sin duda alguna, podemos entender la práctica de la actividad física como un acto de amor y respeto a nosotros mismos. Y es que te vas dando cuenta en el camino cuánto necesitas ese espacio para ti y que a partir de acciones que te llevan a sentirte mejor, logras enfrentar mejor los retos tanto cotidianos como laborales. En resumen, podemos decir que hacer ejercicios tiene las siguientes ventajas:

·         Hacer deporte reduce los síntomas de ansiedad y depresión.

·         Incrementa la autoestima, gracias a una mayor consciencia y conexión con nuestro cuerpo.

·         Somos más productivos (y creativos) cuando nos mantenemos lejos de la ansiedad y el estrés.

Hacer ejercicio es la forma más básica e irrefutable de mantener nuestra salud física y mental. Potenciando así nuestra capacidad para lograr afrontar retos y alcanzar metas en todos los aspectos de nuestras vidas. ¿quieres ser productivo? Primero sé feliz 🙂

Referencias

Graziotin d, wang x, abrahamsson p. 2014. Happy software developers solve problems better: psychological measurements in empirical software engineering. Peerj 2:e289 https://doi.org/10.7717/peerj.289

Márquez, sara 1995. Beneficios psicológicos de la actividad física.

Deja una respuesta

Cerrar menú